EBA: A la tercera fue la vencida. NCS Alcobendas 89 Globalcaja Quintanar 82

Comparte...
Victoria balsámica del NCS Alcobendas ante el Globalcaja Quintanar por 89-82. Ante un partido dominado de principio a fin por los granates, nada pudieron hacer los manchegos, bastante desacertados durante toda la tarde. Con rentas que rondaron los 20 puntos, los de Ramírez siguen mostrando que el equipo va a más cada jornada que pasa y que dará muchas alegrías a los aficionados del Antela Parada. Destacó la gran actuación de Mike y Guirume, con 25 y 24 puntos respectivamente. Esperamos la pronta recuperación de Mbansogo y Traschel, cuya aportación será muy importante en próximas citas.
El partido enfrentaba a dos equipos que todavía no conocían la victoria en las dos primeras jornadas de liga. Por ello, el partido era muy importante para los dos. Empezar a sumar victorias en el casillero y de paso meter en problemas al equipo contrario.

Quintanar siempre es un equipo rocoso y complicado que pone en dificultades a sus rivales y por ello, Ramírez intentó desde la primera charla meter a los suyos en el partido. Y así ocurrió. El comienzo fue eléctrico por parte de los locales, que en el primer minuto ya gobernaba por 5-0 gracias a una bandeja de Guirume y un triple de Mike. Los alcobendenses estaban muy centrados mientras que los manchegos seguían sin acertar ningún lanzamiento, alguno de ellos cómodos (9-2, min. 3). Mike estaba inspirado desde la larga distancia y eso unido al despropósito visitante acrecentaba la ventaja local (15-7, min. 4).

Eran minutos frenéticos con idas y venidas hacia ambas canastas pero con escaso acierto, la verdad sea dicha en ambas escuadras (20-16, min. 7). El NCS había hecho más pero la renta era corta para los méritos de unos y de otros. Minutos locos, balones cortados, fallos en la circulación en la que solamente Mike estaba un peldaño por encima (23-16, min. 8). En un final de cuarto en donde los locales estuvieron muy alocados, los de Quintanar, casi sin quererlo se iban sólo 4 abajo tras una canasta sobre la bocina de Burguess (25-21).
El segundo cuarto comenzó con Marín en la manija del NCS Alcobendas. El Quintanar parecía que quería dar la vuelta al electrónico siendo más duro en labores defensivas y con mayor acierto en aro ajeno. Una canasta de Washington igualaba el encuentro (27-27, min. 12). El partido había entrado en un letargo en el que ambos equipos no sabían salir (30-27, min. 13). Ramírez daba de nuevo entrada a Nico en busca de mayor velocidad en el juego. Un triple de Parra y otro de Nico volvían a dar tranquilidad a los granates (36-30, min. 15). En los últimos minutos del cuarto, los ataques superaron de forma clara a las defensas. No se podía parar el vendaval anotador de ambos equipos, lo que provocaba que las distancias fueran similares durante todo el final de cuarto (41-36, min. 17). Con intercambios de canastas acabó la primera parte con una cómoda ventaja para los granates (52-44). Gran anotación a favor de los madrileños que no se podían relajar ya que en defensa habíamos encajado más puntos de los que serían aconsejables. Por lo tanto, había que mantener la anotación y cerrar la defensa.
El tercer cuarto comenzó con la inclusión de Yangüas en la posición de pivot. El bravo jugador alcobendense tenía problemas físicos y Ramírez no lo quería forzar. Una canasta de Mike y otra de Malpede daba la mayor ventaja a los locales (56-44, min. 21). Los granates con un Quintanar bastante espeso no eran capaces de finiquitar el encuentro aunque la renta era bastante significativa (61-49, min.
24). En estos momentos de zozobra manchega, solo Sankey era capaz de mantener a los suyos en el encuentro (63-52, min. 26). La brecha se iba disparando, Mike ponía un mundo entre Alcobendas y Quintanar (69-52, min. 27). El técnico visitante no sabía como parar esa brecha tan amplia que había entre los dos equipos. Un final de cuarto, al igual que en el primer cuarto, poco afortunado de los locales dejaban a los manchegos 14 abajo (71-57).
El último cuarto empezó con los granates romos en ataque y el Quintanar reduciendo la ventaja muy poco a poco, tiro libre a tiro libre hasta que Guirume acertó desde la línea de tres (74-59, min. 32). La ventaja local no bajaba de los 10 puntos debido muchas veces a las buenas combinaciones en ataque de mano de Nico y Guirume y otras veces por las lagunas enormes de los manchegos (76-63, min. 34). El partido parecía estar finiquitado con un Quintanar sin reacción y unos alcobendenses muy centrados en cerrar el partido. Nico ampliaba la diferencia hasta los 18 puntos (81-63, min. 35). Unos malos minutos en ataque
de los locales no eran aprovechados por los de Quintanar aunque eran capaces de ponerse a diez puntos a 2 minutos del final (84-74). Aun con un último arreón visitante que tuvieron bola para ponerse a tan sólo 5 puntos, los de Ramírez supieron tranquilizarse y acabar ganando por 89-82.
LIGA EBA. GRUPO B.
JORNADA 2
NCS ALCOBENDAS — GLOBALCAJA QUINTANAR, 89-82
NCS ALCOBENDAS: Nico (10), Mike (25), Guirume (24), Fortes (5), Malpede (7) — equipo inicial —. También jugaron Hermoso (5), Parra (7), Pinto (2), Torres (0), Yanguas (4), Marín (0).
Globalcaja QUINTANAR: Brickhouse (2), Molina (0), Adon (19), Burguess (14), Barbero (2) — equipo inicial —. También jugaron Washington (18), Díez (2), Coulibaly (6), Sankey (19).
PARCIALES: 25-21; 27-23; 19-13; 18-25.
ÁRBITROS: Vázquez Fernández y Palanca Page (colegio madrileño). Eliminaron al visitante Burguess (39’).
PABELLÓN: Antela Parada. Unos 220 espectadores.
Alcobendas (Madrid) / Sergio Asenjo

Comment is closed.

El CBA en las Redes Sociales