El NCS Alcobendas prolonga su idilio con la victoria y suma la tercera consecutiva (89-64)

Comparte...
NCS Alcobendas CB Aridane

Foto: Ángel Rivas/ FUNDAL

El NCS Alcobendas continúa de dulce tras imponerse al CB Aridane por un contundente 89-64, triunfo que supone la tercera victoria consecutiva de los de José Ramírez en este arranque liguero. El conjunto local dominó sobre la cancha de principio a fin y llegó a lograr una renta de 38 puntos en el último parcial.

Abrir la lata en el partido, sin embargo, no resultaría fácil para el cuadro alcobendense. El CB Aridane llegó al choque con la intención de no dejar correr al conjunto local, buscando intensidad defensiva y forzando pérdidas de balón propias del arranque del partido. Por todo ello, José Ramírez tomaría la decisión de parar el encuentro y solicitar un tiempo muerto que cambiaría por completo el devenir del partido, no solo por el triple de Jorge Parra nada más salir del mismo, sino por el cambio defensivo que supuso en el equipo. Pese a no pasar por su mejor momento en ataque, el NCS Alcobendas supo adaptarse a la dureza del choque y a la falta de fluidez en el ritmo del partido. Sin lograr hacer su juego, los locales igualaron el resultado en el luminoso y, a partir de ahí, empezarían a encontrar sus primeras ventajas imponiendo algo de velocidad al encuentro y moviendo mejor el balón. Con todo ello, lograrían irse al final del primer cuarto por delante en el luminoso (18-12).

Los primeros compases del segundo parcial también distaron mucho de dejar un juego alegre y fluido a nivel ofensivo en ambos aros. No obstante, gracias al dominio del NCS Alcobendas del rebote ofensivo, gracias, en gran medida, al trabajo de Pablo Rodrigo, el equipo empezó a hacerse grande en el fango y construyó la ofensiva definitiva a partir de una gran defensa. Tras conceder solo dos canastas rivales en la primera mitad del cuarto, llegaría el espectáculo de Gabriel Díaz-Morera, cuyo trabajo fue fundamental para que el equipo sellase una segunda mitad de cuarto brillante a nivel ofensivo. El alto número de faltas rivales permitieron a los locales visitar frecuentemente la línea de personal para seguir abriendo brecha y, con un triple de David Marina sobre la bocina, el cuadro alcobendense se marchaba al descanso mandando por un contundente 44-25.

La segunda parte del choque supuso un recital absoluto del NCS Alcobendas. Tras endosar al rival un parcial 6-0 de salida, todo parecía decantado a su favor. Prolongando el estado de dulce del final de la primera mitad, los de José Ramírez se reencontraron con su mejor versión ofensiva, jugando de forma alegre y fluida y sacando por completo del partido a un rival que no podía más que ser testigo del clínic del cuadro local en el cual destacó el dominio bajo los aros de Roberto Morentin (69-40).

Con todo decantado a su favor, el NCS Alcobendas no levantó el pie del acelerador y llegó a aumentar la renta hasta los 38 puntos. Si bien es cierto que la ventaja final quedaría reducida por la relajación propia de un partido decantado y por el acierto final de Raley, los de José Ramírez no fallaban a su cita semanal con la victoria, cerrando el partido ante el CB Aridane por un sólido 89-64. De este modo, firmaban la tercera consecutiva que les permite mantenerse una semana más como líderes del grupo B de EBA.

89 – NCS Alcobendas: Marina (11), Rodrigo (6), Bermúdez (0), Parra (9) y Fortes (4) -cinco inicial- Cereijo (11), Díaz-Morera (17), De la Peña (14), Morentin (14) y Mbansogo (3).

64 – CB Aridane: González (10), Raley (14), Bocoum (17), Rodríguez (0) y McDonald (16) -cinco inicial- Torrado (3), Jiménez (0), Rac (0) y Rodríguez (0).

Comment is closed.

El CBA en las Redes Sociales